19 dic. 2010

Capítulo 38: Más allá de lo que ves

Furiosa, fui al baño dando pataletas. "Menuda hipócrita. Se lía con el chico por el que estaba loca, y ahora que él pasa como de la mierda de ella pretende que YO la ayude. ¡Menuda cara! Que se fastidie, que se esfuerce por llamar y por que la perdone. Yo no pienso dar el primer paso..."
-Cariño, ¿estás bien? -me preguntó mi abuela, extrañada.- Llevas una cara de mala uva...
Suspiré.
-Nada, abuela, es que la gente es muy pesada...
Me dio un beso en la cabeza.
-Anda, tranquila, que sabes que tú le das mil vueltas a cualquiera de tus amigas, cariño. Vete a la ducha, ahora que no hay nadie.
-Vale. Gracias, abuela. -no le hice ni caso, y proseguí mi retahíla de insultos hacia mi "amiga". Cerré la puerta con pestillo, y me quité la ropa. Encendí la radio, Los 40 Principales, y abrí el grifo. El agua comenzó a hacer un ruido tremendo al chocar con fuerza contra el plato de la ducha, por lo que le subí el volumen a mi Tivoli. Me metí con calma en la ducha, y suspiré al notar el agua cálida contra mis hombros, empapándome el pelo y rodeándome de vaho y calor. Adoraba mis momentos de duchas interminables, en las que pensaba todo lo que me había pasado, me daba tiempo para aclarar mis ideas y tranquilizar mis ánimos. Que era, precisamente, lo que más falta me hacía en ese momento.
-Want you to make me feel like I’m the only girl in the world... -canturreé fuera de tono. Esa era otra de las ventajas de la ducha, el sonido estridente del chorro de agua al caer amortiguaba la voz y así podías chillar todo lo que quisieras, no podrían reírse de mis gallos, ya que apenas me oía a mí misma. La canción me hizo acordarme de Jaime, de todos y cada uno de los momentos que pasamos la noche anterior. No recordaba algunos, por ejemplo no recordaba exactamente lo que le había dicho en el portal, pero sí recordé que casi me había echado a llorar. Mis copas de vodka lima estaban demasiado cargadas.
Me enjaboné el pelo con calma, disfrutando del olor de la papaya de mi champú hidratante. "No lo entiendo. ¿Qué le he hecho a ese chico para tenerlo para mí? Es sorprendente. Increíblemente guapo...", se me escapó una sonrisa. "Tan mono...".
De repente me acordé de Gonzalo. No comprendía sus palabras de anoche. Tampoco comprendía que Damon apuntase su número poniendo "Damon 2". Tampoco entendía que Damon le hubiese salvado del retrasado que le había rodeado en aquella esquina. Ni siquiera comprendía el por qué de su ayuda, no tenía motivos, ni ganas, ni era algo que soliese hacer. Me extrañaba mucho que lo hiciera por mí. "¿Por qué?", pensé con el pelo enjabonado. "¿Qué le había motivado a ayudarme? ¿Qué podría sacar a cambio? Porque dudo que lo hubiera hecho gratis...".
De repente, quién sabe si fue la ley de Murphy o lo que fuese, me entró en el ojo champú. "Mierda, lo que me faltaba, colega. Dios...", gemí.
-¡Pica!
Mantuve el ojo cerrado, mientras con el otro buscaba algo de suero. No quedaba. "No me queda otra que aguantar...".
Me aclaré el pelo del champú, me enjaboné rápidamente, me aclaré el cuerpo y cerré el agua. Suspiré de nuevo. Tendría que abrir el ojo para maquillarse, por lo que tendría que hacer un esfurecito. Lo abrí lentamente, despacio, y fui capaz tras unos segundos de vista borrosa de ver que el cuarto de baño estaba lleno de vaho, y que apenas se podía respirar por la boca sin toser. Me acerqué al espejo, y me miré fijamente. Mis ojeras eran notables, mi cara de mal humor también, y tenía el ceño fruncido, ni siquiera me había dado cuenta. Relajé los músculos de la cara, y procedí a secarme el pelo con la toalla. "Quiero ver a Jaime ya de ya. Pero ya.".
Me puse crema, y con la toalla salí del baño rápidamente. Después del calor de la ducha comencé a tiritar del frío.
Entré a mi habitación y cerré la puerta tras de mí. Me puse la ropa interior, y abrí el armario. Gemí de impaciencia. Iba a tardar en escoger la ropa, no había pensado nada.
-Coge algo a boleo, seguro que aciertas. -me dijo mi madre, que había entrado en la habitación. Asentí.
-Vale... -cerré los ojos y cogí algo. Los abrí. Miré a mi madre de mal humor.- No sé para que te hago caso... -dije mientras metía de nuevo mi antiguo neopreno en el armario. Ella rió.
-Pues irías de lo más mona.
-¡Mamá, vete a la porra! -salió de la habitación riéndose a pleno pulmón.
Volví a enfrentarme a mi abarrotado armario. Me decidí por mi camisa a cuadros negra y roja, unos shorts muy cortitos vaqueros, unas medias negras con dibujos de puntos cosidos, mis botines negros de tacón y una cazadora Belstaff. Me asomé a la ventana, y parecía que hacía frío, por lo que cogí también un par de camisetas interiores, y una bufanda enorme de lana negra.
Me vestí lo más rápido que pude, y salí de nuevo hacia el baño para maquillarme. El pelo largo lo tenia aún un poco húmedo, pero no me importó demasiado. Me pinté la raya negra, rímel y polvos de sol. En diez minutos estaba lista. Por desgracia, el resto de mi familia, no. Mis hermanos Jorge y Carlos aún estaban sin vestirse, y mi madre estaba aún en camisón. Por lo que me metí en Tuenti. Tenía como treinta fotos nuevas, y en una de ellas aparecíamos Jaime y yo besándonos. Lo peor era que se nos distinguía perfectamente. No comenté en la foto (la había subido alguien que no conocía, y me había etiquetado Jaime), y había recibido varias peticiones de amistad, entre ellas la chica que había estado llorando en el baño, María Paz. Descubrí que no era ni pelirroja ni con ojos azules: era rubia con los ojos grises. Se había teñido de pelirroja (según los comentarios de su tablón) para la fiesta, por cambiar, y llevaba lentillas azules, pero los tenía grises. Vamos, que era alguien totalmente distinto a quien había visto en el baño. Me empecé a reír. "Hay que ver, piensas que una persona es de una manera, pero luego te das cuenta de que no..."
De repente, mi teléfono sonó a todo volumen. Corrí a cogerlo, y sin mirar pulsé "Responder".
-¿Diga?
-Perdóname algún día...

11 comentarios:

  1. aiis como ddejas asi el capitulo!!
    ganas de leer el siguiente!!

    ResponderEliminar
  2. http://unamasentreunmonton.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Sube pronto k me as dejado con la intriga! xD
    Me encanta :)

    ResponderEliminar
  4. aaaayyyyy no me dejes asi!!! me aas dejado intrigadisima
    no tardes en subir parfaaa
    un besooo ;)

    ResponderEliminar
  5. Por favor siguiente ya! Algún dia podrías explicarnos el por qué de tus parones... pero mientras tanto sigue escribiendo la historia, es impresionante:)

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el post! Y me chifla tu blog..muy chulo

    echale un vistazo al mio si quieres

    http://bels-summerswing.blogspot.com/


    feliz navidad!

    ResponderEliminar
  7. POR DIOS!! como puedes dejarlo ahii!! me encanta !! siguela pronto! Besos =)

    ResponderEliminar
  8. Porfavooooor sigue escribiendo! no lo dejes asi:(
    me he leido todos en una tarde y estoy enganchadísima:$ espero el proximo capitulo con ganaaaaaas!

    ResponderEliminar
  9. Que ganas de leer el siguiente,las esperas merecen la pena :)

    ResponderEliminar
  10. Otro parón? no porfavor :$ sigue escribiendo.
    Necesito que sigas, esta interesantísimo!

    ResponderEliminar
  11. Por favorrrr, sigue escribiendo, me encanta tu historia, es PERFECTA. un beso ;)

    ResponderEliminar

C'mon! Tell me ur opinion! :)