15 may. 2010

Capítulo 14: "Te echo de menos"

Llegamos al piso a las diez. Lo supe porque los mellizos ya estaban molestando en el salón, peleándose por el mando a distancia. Siempre se pelean a las diez. Resoplé.
-¿¡Os calláis de una vez!? ¡Dios, no se puede estar tranquila en esta casa ni un solo día!
Mis hermanos se miraron. De repente se empezaron a reír.
-¿Qué pasa? ¿Tengo algo en la cara?
-Con que esto es lo que quería decir el Rombo con "adolescencia"-comentó Dani, observándome atentamente.
-Si-intervino Carlos, riendo.-Cambios hormonales, imposibilidad de diálogo...¿Hay vacuna para eso? No quiero llegar a ser como tú nunca jamás. Parece que estás loca.
-¡Callaos ya!-protesté. Les dejé partiéndose de risa. ¿Creen que tiene gracia ser adolescente? ¿Que todo es ir a fiestas, beber y divertirse? Para nada. No tenían ni idea se lo dura que es mi vida.
Fui a la cocina y mi abuela me dio un beso rápido. Tenía un objeto en la mano.
-Car, cielo, tienes una llamada en espera, de una tal...Paola, o...
-¡¡¡Paula!!!-grité. Se lo "arranqué" (vale, suena un poco fuerte. Digamos que se lo "quité no demasiado amablemente") y me lo puse en la oreja. No tardé en oír esa voz que tanto deseaba oír.
-¿Qué tal, madrileña? ¿Mucha farra?
Casi me da un vuelco el corazón de la alegría.
-Buah, Pau, tenía unas ganas de hablar contigo... ¿Que tal todo por ahí, tía? Te echo de menos...Esto es genial, todo me va perita...¿Pero tú qué?
-Mi vida es menos importante. Cuéntame tú. ¿Qué tal todo? ¿Algún fichaje?
Le conté todo sobre Cata y sus amigas y, por supuesto, le hablé de Gonzalo.
-Que pasada tía. Llévame contigo... ¿Está bueno? ¿Y es majo?
-Mazo, tía. Y las amigas de Cata son...¡La pasada! El viernes tengo una fiesta, y todo...
-Buah, buah, buah. Qué asquerosa. ¿Puedo ir contigo? Me voy en mi jet, y estoy allí en cincuenta y cinco minutos...
Me reí.
-Ojalá, te llevaría. No será igual sin ti. ¡Te extraño!
-No te pongas melancólica. Tú preocúpate por pasártelo genial y, por supuesto, ligarte a Gonzalo.
-Si hombre. ¿Sabes cuantas tías van a por él? Todo Madrid. En-te-ri-to. ¿Qué puedo hacer yo contra eso?
-¿Tú te has visto al espejo? Eres ideal. Te lo ligas la próxima vez que lo veas, ya verás. Palabra.
Mi madre me hizo señas para que colgara.
-Tengo que colgar, o me echarán la bronca. ¿Mañana te llamo?
-Perfecto, mañana hablamos.
-Chao, te quiero.
-Hasta mañana, Car.

1 comentario:

  1. Hey! :)
    Poco a poco voy leyendo tu historia, y la verdad que me encanta!, (también me encanta tu tuenti!)
    Te sigo, sígueme! Y espero que también te guste el mio! ;)

    Kisses, vintage trendy.

    ResponderEliminar

C'mon! Tell me ur opinion! :)