8 may. 2010

Capítulo 9: Nerviosismo post-viaje

Nada más llegar a casa, encendí mi portátil y procedí a conectarme al Tuenti. Hacía mucho que no me conectaba. En realidad no me conectaba desde ayer, pero aún es bastante! Es cierto que esto del Tuenti engancha, doy fe.
Necesitaba contarle todo lo que me había pasado a Paula. Lo de la prima mazo simpática, que hoy iba a quedar con ella...Gonzalo. Obviamente le tenía que contar que me había colado de él. ¿Cómo es posible? Tan sólo lo conozco de dos minutos de conversación, y estaba colgada de él hasta los huesos. Y seguía enamorada de Rodrigo (el chico maravilloso de mi antiguo colegio). Es científicamente imposible tener el corazón ocupado por dos personas a la vez. Teóricamente es imposible tener "a alguien" en el corazón, pero ya sabéis a lo que me refiero, ¿verdad?.
"Este maldito portátil tarda mil años en cargar. Tengo que comprarme otro" pensé irritada. Aunque me lo acababa de comprar (es el regalo de reyes), era muy lento. Y por conseciente me provocaba un nerviosismo terrible. Cuando finalmente cargó, me fui a la página principal de Tuenti. No tuve que poner mi e-mail ni nada, ya que uy inteligentemente había puesto la opción de "Recordarme". Al cargar, vi que tenía seis comentarios. Uno era de Javi, mi mejor amigo: "Caaaaaaar!Ya llegaste no?que tal por alli?jajaj te echo de menos ya... :( vuelve a visitarnos palurda, tequiero.". Era tan majo...le iba a echar mucho de menos. Otro era de Paula: "que tal x la capital city tia!!??q envidiaaa...t voy a echar d mnos, aunq ya lo hago...llamame a la noche. tequiero gordita.". Ella si que era una amiga de verdad. Mientras todas me marginaban, ella me llamaba casi todas las noches para preguntarme cómo me encontraba y nos poníamos moradas a rajar de las muy zorras. Me había demostrado que era la única que valía la pena, en la única en la que podía confiar. Aunque había más chicas que me habían apoyado (y se lo tenía muy agradecido) Paula al estar involucrada también, digamos que ella se enteraba mñas del asunto. Otro de Tamara, una de las niñas falsas que me fastidiaron el invierno. "q taaaaaaaaaaaaal carmenxus? q morro jajajaj quieroo q vuelvas tia! :( tquieroo" "Qué falsa" pensé. "seguro que mañana ya está rajando de mí". De ella fue de quien más me sorprendió la falsedad. Aunque también se decía de ella que era muy interesada y una mentirosa nata. Pero el tiempo ponía a la gente en su sitio, y a ella no le quedaba mucho.
El siguiente era de Javier Segura, un amigo que conocí en Irlanda hacía dos años y que me llebava mucho con él. Era guapísimo, y muy simpático. "m he enterado q vives aqui...te quiero ver hippie!te quiero mazo". Los otros dos eran de las pequeñas de la ESO con tests raros de esos de "pásalo o tendrás un millón de años de mala suerte!". Hay que ser idiota para creerse esas chorradas. ¿Es que no saben que eso es todo mentira? O los de "pásalo y el chico que te gusta se enamorará de tí esta noche". Esos sí que me daban la risa. Si fuera así de fácil, yo estaría saliendo con Chace Crawford desde hace mucho, mucho tiempo.
No había casi nadie conectado, ya que a esta hora mucha gente se echaba la siesta para estar con energía para salir por la noche. Así que apagué el portátil y me fui a la cama a dormir un poco. Estaba agotada de tantas emociones. "Dios, estoy mazo de nerviosa. esto no es propio de mí. ¿Qué me pasa...?" ¿Me preocupaba la idea de conocer a las amigas de prima? Como dice ese dicho gallego tan gracioso, malo será, ¿no?
Tuve sueños extraños en un duermevela incómodo. Lo único que recuerdo que soñé era que unos preciosos ojos azules me miraban mientras dormía.

1 comentario:

  1. Me identifico con la historia en el sentido de que también he estado en un grupo de falsos sin saberlo hace un tiempo ya.

    Me encanta!!
    Y como ves, te estoy atosigando a comentarios contándote mi vida xDDDD

    ResponderEliminar

C'mon! Tell me ur opinion! :)