15 may. 2010

Capítulo 15: Día agitado

El domingo no pisé casa. Es raro, pero cierto. Me encanta la marcha: salir a pasear, ver cosas nuevas...Aunque soy muy activa, acabé muerta. Así que ya os podéis imaginar lo mucho que caminamos. Ya a las diez estábamos fuera, ya que de la misa no nos podíamos librar. Después de cincuenta minutos de tortura con don Félix dándonos el sermón semanal (fue sobre la poca conciencia crisitiana que tenemos nosotros, los adolescentes. Si es que estuve tentada a salir de allí). Gracias a Dios el tiempo vuela, y posteriormente nos fuimos de compras.
Me sentí como si ya llevara allí toda la vida, como si siempre hubiera formado parte de su mundo. Como si...ese fuera mi hogar. No, es imposible que ya me considere parte de est mundo. No soy esa chica atrevida que se prueba el uniforme del colegio subiéndose la falda. No soy la que saluda a los porteros de los centros comerciales. La que se muerde el labio inferior cuando un chico la mira. No soy ella. ¡No soy ella! Yo soy muy amable, dulce, simpática...Pero no soy esa chica loca, picante, atrevida, y...Me quedo sin adejtivos. "¿Por qué me preocupo? Soy la chica que siempre he querido ser. Soy atractiva y popular. ¿No es eso lo que quiero?" Creo que sí, pero me siento descolocada.
En todo caso me lo pasé como una niña en Navidad. Fuimos a VIPS a comer el afamado VIPS Club y, por supuesto, el adorado brownie que nunca faltaba en mis viajes anteriores a Madrid. De todo compré: lo estrictamente necesario y lo que no me hace ninguna falta. Camisas de Tommy Hilfiger, vaqueros de Dsquared2, bikinis de Musgo, ropa interior de La Perla, y un bolso de Christian Dior CDBee Cannage Leather en marrón. Este último es ideal, me lo regaló mi padre, a pesar de que valió 1.147 euros. Era increíble, todo era perfecto en mi burbuja. Cata y yo hablamos durante todo el día sin parar. Me habló de cómo es la gente allí, de las maravillosas fiestas a las que iríamos...En fin, un mundo de ensueño. Mi burbuja. Era real. Llevaba deseando esto toda mi vida.
Cuando entramos a Massimo Dutti de Serrano me dijo:
-¿Sabes qué? Gonzalo va a ir a la fiesta de Marta el viernes...-al ver la cara de mal humor que puse, sonrió.- Sólo era un comentario, no hace falta que me mires así.
-No me interesa en absoluto-me hice la dura. No coló.
-Ya. Si, Carmen, te creo...
Le pegué un codazo y nos fuimos de la tienda riéndonos a carcajadas.
Nunca pensé que podría ser tan inmensamente feliz. Es que era todo perfecto: prima perfecta, piso perfecto, amigas perfectas...y él. Jamás lo reconoceré, pero tenía tantas ganas de verle que cuando mencionó su nombre un escalofrío me recorrió la espina dorsal. Era tan...amable, simpático, gracioso, dulce, fuerte, pero a la vez sensible, guapo, maravilloso...
Dios mío, no puedo enamorarme, otra vez no. La última vez que salí con un chico así de perfecto se esfumó la magia en un mero instante y me pasé llorando en mi habitación dos meses y trece días (es muy freak, lo sé, pero hasta conté los días). Todo ello provocado por una fresca de un campamento con la que había tenido algo antes de conocerme a mí. Apareció de epente, y me lo quitó. De un plumazo...Sin posibilidad de recuperarlo jamás. Pero eso ya es historia. Aprendí que el amor eran dulces palabras al atardecer y bombones el día de San Valentín. Nada más. Es una conducta muy pesimista, pero he sufrido mucho y no quiero volver a probar esa experiencia.
Al llegar a casa lo primero que hice fue darme una ducha. Necesitaba relajarme. Canturreé Hey, Soul Sister mientras me frotaba el pelo con mi Herbal Essences de coco. El vapor me tapiaba la nariz y tosía de vez en cuando. Adoro mi vida aquí, pensé. Salí del baño y me puse el pijama de cuadros de Oysho. Cené rápido y me fui a la cama, pensando en el día que me esperaba mañana. Cerré los ojos y me dejé llevar por el sueño hasta que me quedé dormida plácidamente.

2 comentarios:

  1. Ohh *O*, he visto por ahi vuestro blog, he leido esta entrada y rápidamente me he pasado a la primera que publicasteis, es adictivo.
    Os sigo, pasaros. :)

    ResponderEliminar

C'mon! Tell me ur opinion! :)